En clase de matemáticas de primero hemos comparado números, y para esto hemos calculado cuántos mililitros absorben diferentes objetos.

Entre un trozo de algodón, un calcetín y una bayeta, la que más absorbió fue ésta última.