Al terminar la actividad sobre los transportes hicimos nuestra primera autoevaluación.

 La profe nos explicó que eso significaba que cada uno valoraba su trabajo, lo que había aprendido y si somos capaces de explicar y ayudar a otros sobre el tema trabajado.

Hay muchas maneras de autoevaluarse y la primera que conocimos fue la del semáforo.

Cada uno de los colores indica el nivel de aprendizaje que valoramos que hemos conseguido. Si pintamos con el color rojo significa que no hemos comprendido la información o la tarea y que no la hemos completado bien. Si pintamos de amarillo, es que hemos aprendido y realizado las tareas, pero aún hay que mejorar. Si pintamos de color verde es porque consideramos que hemos aprendido, comprendido y realizado bien todas las tareas y además somos capaces de explicar lo aprendido y ayudar a los demás.