Como ya sabéis los alumnos de infantil trabajan con el nuevo método de Croqueta basado en la neuroeducación.

Los alumnos de tres años se han convertido en buscadores de arte dispuestos a resolver un nuevo enigma.

Con el experimentan y viven el aprendizaje de una manera muy atractiva.

Comienzan la jornada con movimiento y hacen del aprendizaje vivencial la metodología que mueve el aula.