Estamos estos días trabajando en el proyecto sobre la fauna gallega.

 Estamos conociendo las especies animales más características de nuestros paisajes cercanos. Y en medio de ello se nos ha colado una nueva especie, procedente de tierras lejanas, de Indonesia. Se trata del dragón de Komodo.

Estuvimos conociendo algo más de su vida y sus características. Y después nos pusimos manos a la obra con nuestra caja de Lego. Y construimos un robot a imagen y semejanza del dragón de Komodo.

Ahora nos quedan algunos días por delante para programarlo y hacer que pueda mover sus mandíbulas al tener una presa delante. Ese es el reto. Ya sabemos cómo afrontarlo, poniendo en su boca un sensor de movimiento para detectar los movimientos de la presa. Veremos cómo resulta...